¿Qué es una sesión de coaching?

Descripción de una Sesión de Coaching

Una sesión de coaching es un espacio seguro y confidencial diseñado para que el cliente explore sus metas, desafíos y oportunidades de crecimiento con la guía y el apoyo de un coach profesional. Cada sesión está cuidadosamente estructurada para maximizar el tiempo y los recursos, centrándose en el progreso del cliente hacia sus objetivos establecidos.

Cabe decir que, cada sesión es distinta y puede variar el orden y ejercicios

Preparación: Antes de la sesión, el cliente puede recibir una tarea o una serie de preguntas reflexivas para ayudarlo a prepararse y reflexionar sobre sus objetivos y desafíos. El coach también puede revisar el progreso desde la sesión anterior y preparar materiales o recursos relevantes.

Inicio de la sesión: La sesión comienza con un saludo y un breve repaso de los objetivos y temas a tratar. El coach establece un ambiente de apertura y confianza, enfatizando la importancia del autoconocimiento y la exploración honesta.

Exploración y reflexión: El cliente tiene la oportunidad de expresar sus pensamientos, sentimientos y experiencias relacionadas con los temas que desean abordar. El coach escucha activamente, hace preguntas poderosas y utiliza técnicas de escucha empática para comprender mejor la perspectiva del cliente y fomentar la reflexión.

Establecimiento de objetivos: Basándose en la exploración inicial, el cliente y el coach colaboran para establecer objetivos claros, específicos y alcanzables para la sesión y para el proceso de coaching en general. Estos objetivos sirven como una brújula para la sesión y proporcionan un enfoque claro para el trabajo conjunto.

Exploración de recursos y estrategias: El coach guía al cliente en la exploración de recursos internos y externos que pueden ayudarlo a avanzar hacia sus objetivos. Esto puede incluir la identificación de fortalezas, el desarrollo de nuevas habilidades o la aplicación de estrategias efectivas para superar obstáculos.

Acción y compromiso: El cliente y el coach colaboran para crear un plan de acción con pasos específicos y realistas que el cliente puede tomar entre sesiones. Se establecen compromisos claros y se asignan tareas para mantener el impulso y la rendición de cuentas.

Cierre y seguimiento: La sesión concluye con un resumen de los temas discutidos, los objetivos establecidos y los pasos de acción acordados. El cliente y el coach revisan los insights y aprendizajes clave de la sesión y discuten cualquier apoyo adicional que pueda necesitar el cliente. Se programa un seguimiento para la próxima sesión.

Post-sesión: El coach puede proporcionar recursos adicionales, seguimiento por correo electrónico o tareas para el cliente antes de la próxima sesión. El cliente puede tomar medidas entre sesiones para avanzar hacia sus objetivos y compartir cualquier progreso o desafío con el coach.

Facebook
Pinterest
LinkedIn
Twitter
Email